Mi tren

Standard

Yo vengo de una tierra sin tren. Vengo de una tierra plagada de fronteras imaginarias que nos hacen sentir que el otro está siempre lejos.
Desde mi tierra es más fácil cruzar océanos que rodear montañas o navegar ríos. Y nos sentimos más cerca de allí donde nos llevan los aviones, que de allí a donde podrían llevarnos nuestras propias piernas.

Hace pocos días conocí a una niña Rusa de Ekaterina Kirov que viajó 17 horas en tren hasta llegar a Freiburg para tomar dos semanas de cursos de alemán. Después de mil pensamientos en un segundo yo sólo atiné a decir:”en mi país no hay tren”.

Hoy mi hermana perdió el tren, su primer tren en la vida, por tomar el tren equivocado. Mientras solucionaba el error con algunos euros que harto trabajo le costaron, junto a mí, al otro lado del Rhin, se sentaba un niño que volvía del colegio 24km al este… en tren.

En la tierra de donde yo vengo hay niños que van a la escuela caminando entre ríos, empujando canoas. Y hay también niños que no van.

Yo vengo de un país donde alguien decidio que era mejor que estuviésemos separados: por las montañas, por los ríos, por las creencias políticas, por la raza, por el conocimiento, por el ingreso.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s