El Cortauñas

Standard

Enseguida llegamos al lugar me gustó mucho la atmósfera general, los árboles ofreciendo generosamente su sombra, las mujeres cantando con todo su espíritu, el río, el sol. Nos dividieron en grupos, hindi-parlante o anglo-parlante, para recorrer el Sabarmati Ashram. Nunca entendí por qué mi grupo no recorrió nada sino que se reunió en una terraza a escuchar la historia de una voluntaria. Una historia contada a través de pequeños capítulos de su experiencia. Después de varios años en organizaciones de voluntariado en Colombia puedo decir que su historia no era para nada nueva o extraordinaria, pero sí absolutamente admirable.

La historia de alguien que deja su profesión, su trabajo y su estilo de vida para encontrar su felicidad en el amor, la verdad y el servicio, no puede ser menos que admirable. Sin embargo a esa altura de la narración no ha habido nada revelador. Hasta que cambia el interlocutor y habla un voluntario, que inició como beneficiario del proyecto. Es decir, en algún momento él fue un niño muy pobre en Ahmedabad que recibió apoyo y educación en el Ashram y hoy día es un adulto voluntario allí mismo.

Como el grupo en el que estábamos no hablaba Hindi, el hombre tuvo que hablar en inglés. Si bien para los indios de clase media y alta el inglés es prácticamente su primera lengua, para este personaje claramente no era usual expresarse en inglés. Pero eso no impidió que contara una de las historias que más me han tocado el corazón o generado insights.

En India las costumbres sanitarias, la infraestructura y los estándares de salubridad contribuyen a la propagación de enfermedades que podrían ser fácilmente evitadas con un par de hábitos en pro de la higiene. Por eso, a cada uno de los voluntarios que llegan al Ashram le entregan un cortauñas que debe llevar a todas partes. Cada vez que vea un niño o un adulto con las uñas largas o sucias debe cortarle las uñas y mientras tanto enseñarle la importancia de esta costumbre y de la higiene en general. Algunos de estos niños o adultos sencillamente nunca han escuchado ni aprendido la importancia de la higiene. Es una historia que nadie les contó, como probablemente nadie les ha contado la historia del manejo de basuras, del cuidado del espacio público, etc. Después de algún tiempo de interacción con el Ashram los niños empiezan a replicar e internalizar algunos de estos hábitos.

La historia, por simple que parezca, me resulta altamente poderosa e inspiradora. ¿Qué tal sería un mundo en el que cada uno cargara su “cortauñas” y con él entregara un servicio y algo de educación en cada una de sus interacciones con otros humanos? ¿Qué tal si en vez de esperar que las personas actúen como nosotros esperamos, y de decepcionarnos si no lo hacen, comprendemos que quizás ellos actúan de esa manera porque no conocen cierta “historia”? ¿Qué tal si en vez de cargar la máscara del juez cargamos el sombrero el educador y le damos a cada uno la oportunidad de aprender, de cambiar?

Si cada uno de los que alguna vez ha pensado en cambiar el mundo cargara y utilizara su “cortauñas” estaríamos generando mucho más impacto que si seguimos atascados en procesos de “planeación estratégica” o estrategias de mercadeo orientadas a conseguir los recursos suficientes para finalmente empezar a cambiar el mundo.

La historia del cortauñas me ha enseñado el poder de la acción real.

Advertisements

2 responses »

  1. Gracias Ana María por escribir esto “El poder de la acción real”que frase tan sabia y poderosa para empezar un año que de verdad tenga resultados de cambio en el mundo. Si cada uno de nosotros nos concientizamos que cada noche antes de ir a dormir nos preguntemos: ¿de qué me siento orgulloso hoy?, ¿que hice hoy yo por otro? y la respuesta pueda escribirse y dormir con la satisfacción del deber cumplido, ahí estamos tomando acción real.
    Cada día una palabra, una acción, el escuchar a alguien, el entregar una información, el ser ejemplo para otros, el comunicar, el escribir, concientizarnos de los cambios que tenemos que hacer para mejorar es hacer la diferencia, empezar a cambiar el mundo es tomar Acción Real.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s