El poder de la misión – Barefoot College

Standard

Hace algunos meses había visto en TED por primera vez algo sobre Barefoot College. La verdad es que me había parecido interesante pero no le había prestado mayor atención, ni había profundizado en la investigación. Sin embargo cuando supe que estaría entre los proyectos a visitar en el Jagriti Yatra me sentí más inclinada a tomar la decisión de ir para entender realmente en qué consiste la iniciativa y aprender de ella.

El penúltimo día de viaje, justo cuando la energía del grupo había empezado a repuntar después de la visita Goonj en New Delhi visitamos el Barefoot College.

Tilonia es una pequeña población del estado de Rajashtan, a unos 500 kilómetros de la frontera con Pakistan. Ese día el tren nos dejó en una plataforma sin estación, allí desayunamos y caminamos unas pocas cuadras hasta llegar al campus. De Tilonia me sorprendió la calidad de las casas y la limpieza de las calles, en comparación con el resto de India.

El la puerta había un letrero metálico que decía Social Work and Research Center (SWRC) – Barefoot College. Al entrar al campus nos recibió una corte de niños sonrientes con esos enormes ojos indios que hablan brillando y nos dirigieron a un auditorio cubierto por telas de colores que a la vez que dan sombra generan una cálida atmósfera de color. Después de una introducción nos dividieron en dos grupos de recorrido: nuevo campus, viejo campus.

La verdad ya no me acuerdo exactamente qué queda en cuál campus, y me cuesta trabajo en general reconstruir detalles específicos del recorrido. Por eso me enfocaré en mis impresiones. El recorrido nos fue llevando por una serie de construcciones rodeadas de árboles y caminos claramente demarcados. En dichas construcciones encontramos laboratorios químicos, laboratorios de ensamble de equipos de energía solar, bibliotecas, salones de acupuntura, una fábrica de muñecos de tela y madera, una fábrica de toallas higiénicas, entre otros. Me sorprendía enormemente la limpieza de todos los espacios, la energía de la gente y su seriedad en el ejercicio de su rol. Creo que a la limpieza contribuye la norma de quitarse los zapatos afuera de las edificaciones, también le hace honor al nombre Barefoot College, y sin duda es una excelente práctica para poner nuestras actitudes con pies en tierra.

¿Qué hace el Barefoot College? Educa personas (especialmente mujeres adultas) en los oficios más pertinentes para el desarrollo local en sus comunidades de forma produtiva y sostenible: energía solar, agua, educación, salud, artesanías rurales, acción popular, comunicación y empoderamiento de mujeres.

Después del recorrido nos reunimos en otro auditorio/teatro al aire libre a conocer cara cara al emprendedor de esta grandiosa iniciativa, Bunker Roy. El hombre que llegó a Tilonia en 1972 y lleva desde entonces 40 años liderando esta iniciativa habló poco. Prontamente dio paso a las preguntas
De nuevo, creo que mi memoria no logra reconstruir el orden de los discursos ni las preguntas, y tan sólo conserva mis impresiones, mis pensamientos. Mientras Bunker Roy hablaba yo admiraba la valentía con la que un ser humano, entonces un joven recién graduado decide internarse en una remota población de su país con la convicción de que los más pobres también pueden y deben aprender los oficios más relevantes para llevar un vida digna. Admiraba la persistencia y la excelencia con la que ha abordado su labor. Admiraba la capacidad de liderazgo para movilizar a toda una comunidad campesina, hombres y mujeres, hacia un cambio que resulta retador para todos. Admiraba la pertinencia y autenticidad de la solución en un contexto como el campo en India, una solución endógena.

Si bien pueden listarse cientos de lecciones de esta visita, hay una que invadió mi cabeza mientras estábamos allí y todo el resto del día. Bunker Roy inició el proyecto en 1972 cuando tenía 27 años. Mi edad, casi. Una edad en la que tenía millones de alternativas, todas las oportunidades del mundo a su alcance. Y desde entonces ha dedicado su vida a esta misión. Me pregunto si siempre tuvo tan claro su llamado.

Esto me hizo cuestionar mi propia percepción de la vida profesional. Por alguna razón que no entiendo adopté la idea de la carrera corporativa, en la cual inicio con un cargo aquí, luego tengo otro allá, luego asciendo y paso a otro lado y luego a otro lado hasta que me retiro. Puede ser que el primer trabajo haya sido en una fábrica de papas fritas y el último en una aerolínea, ambos dentro del mercado de habilidades gerenciales, pero con nada en común en la misión. Si bien yo nunca he encajado en el modelo corporativo, de todas formas me he sentido inclinada a hacer cosas en distintas áreas, a tener una fundación, y una empresa de páginas web, una pastelería, una firma consultora, en fin…

Después de esta visita al Barefoot College siento que me va llegando la hora de aceptar una misión en la vida y vivir para cumplirla siendo feliz en el instante presente, en vez de concentrarme en buscar el éxito dentro de un modelo creado por alguien más, en el que de todas formas nunca encajé.

Cito a Gita, citada por Gandhi en su autobiografía

‘Finally, this is better, that one do
His own task as he may, even though he fail,
Than take tasks not his own, though they seem good.
To die performing duty is no ill,
But who seek other roads shall wander still.’

A continuación el video de Bunker Roy en TED:

Advertisements

3 responses »

  1. Hola Ana! Estoy en un proceso similar al tuyo…después del Yatra me quedó esa sensación en el alma de “la misión” de cada uno, de dejar de diseminar energías un poquito por aquí y otro por allá y ponerle el cuerpo a una sola cosa, donde se nos vaya la vida…Me gustaría seguir al tanto de tus caminos y compartir un matecito, una palabra. una flor, y nuestros miedos y dudas! Te sigo leyendo…

    • Hola Leila! Gracias por tu mensaje. Sí, quizás aún estamos en una edad en la que la misión apenas se configura, pero creo que tener ese concepto como eje de la vida le da mucho sentido a las cosas que hacemos. Sin duda tú con las cosas que estás haciendo en política y en movimientos sociales ya estás configurando tu misión. Al menos yo te veo como una líder en eso y como te dije me haces sentir orgullosa de las mujeres latinoamericanas.
      Seguiremos en contacto y tenemos pendiente el mate!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s